Fiesta, tradición, culto... por encima de todo eso: SENTIMIENTO.
Referencia de todo Triguereño/ña

sábado, 4 de febrero de 2017

SI PUDIERA...


Se marcha calle Audiencia abajo después de la escapailla. Me paro justo en la esquina con calle Bojeo antes de volverme a casa, y allí abajo, cuando casi llegando al cabecillo lo pierdo de vista, me empiezo a despedir de el. "Hasta el año que viene viejo, si Dios y tu me dais fuerza para poder estar por aquí de nuevo". Ahí termina mi Santo. Y es ese trayecto de calle Bojeo hasta llegar a casa cuando me empiezan a rodar momentos vividos en tres días intensos, recuerdos de gente, mi gente. Como si todo el recorrido pasase de nuevo por mi cabeza en cinco minutos, y pudiese contar uno a uno los pasos dados.

A veces uno piensa si pudiera agarrar las manecillas del reloj y dar macha atrás, como si ese camino que recuerdas haber recorrido por casi la totalidad de las calles de Trigueros se hiciese hacia atrás a cámara rápida y las parases justo a las cinco y veinticinco del sábado. Pero la realidad te despierta cuando después de cenar y en la ducha suenan los cohetes de la rifa de cochinos y recogida. Si yo pudiera...

El pasado día 30 por la noche acababa otro año, un año donde hemos podido disfrutar a San Antonio Abad en la calle durante dos días mas extraordinariamente. Dos traslados de relumbron. A cual mejor. Dos traslados en los que el pueblo de Trigueros demostró lo que su patrón significa para todo triguereño/ña, y claro, todo esto desemboca en unas fiestas entrañables donde me gustaría destacar la participación, una vez mas, de la juventud. Esos chavales que sacrifican lo que podría ser una noche de divertimento del sábado para irse muy muy temprano para poder sacarlo en la tercia, y que luego no han dejado solo a San Antonio Abad durante todo el recorrido. Chapó por ellos que al fin y al cabo son el futuro. 

Pero la realidad es que calle Audiencia abajo se iba otro año mas. Otro Santo mas. Si pudiera cambiaría cosas y no cambiaría ni una sola tradición de mi pueblo y sus fiestas. Pero este humilde servidor no maneja manecillas de reloj ni bastones de mando. Ni los quiero tampoco. Gracias a todos y cada uno/na de los que forman parte de mi Santo. A mi mujer por dejarla sola tanto tiempo, a mi compadre Alberto, a los hermanos Segura Dani y David, a Garrido, Carmelo, Manuel Millares, Vazquez, Aurelio, a mi Sarita, a Rafa, Daniel, Antonio Abad, Abel, a Migue, que aunque no hayas hecho acto de presencia en la tercia, sabes de sobra que has estado en todo momento....y a los que me dejo por detrás que me perdonen. Y sobre todo gracias a ti, a mi Santo Bendito por permitirme estar otro año mas a tu lado. Empieza la cuenta atrás.

¡¡VIVA SAN ANTONIO ABAD!!










2 comentarios:

Abel Sosa dijo...

Amigo, nada es eterno excepto nuestro Patrón divino,,, que el año que empieza te colme de salud para que yo pueda verte, como desde hace más de una década, el Domingo muy temprano en la puerta de su templo.
Viva San Antonio Abad !!
Viva Trigueros !!
Viva los que lo llevan !!
Son mis tres vivas

MARIN dijo...

Gracias Abel. Que el año que viene nos veamos otra vez en la puerta de la iglesia.

Viva San Antonio Abad!!!!