Fiesta, tradición, culto... por encima de todo eso: SENTIMIENTO.
Referencia de todo Triguereño/ña

miércoles, 28 de enero de 2015

EXPLÍCAMELO TU ANTONIO ABAD


Una vez dejado el Santo en casa de Manzano, donde para mi acaban las fiestas y mi año particular, me veo andando hacía el tanatorio, medio escondido debajo de una gorrilla campera, una bufanda y dándole miles de vueltas a lo sucedido en los últimos tres días. No sé si seré capaz de juntar las suficientes letras para poder describir tantas cosas, tantas sensaciones, tantos momentos...

Lo del sábado simplemente fue indescriptible. Este año me tocó vivirlo de otra manera diferente, desde otra perspectiva distinta a la que estaba acostumbrado, y a cambio de sacrificar lo que muchos buscaban. A Dios doy gracias hoy por permitirme estar en ese sitio a esa hora y si el año que viene estoy de pie, con fuerzas y se me vuelve a requerir, ahí estaré de nuevo. El ver a todos los de fuera y los de dentro aplaudir a un chaval que llevaba mas de 48 horas esperando agarrado a una reja por cumplir una promesa...no tiene precio. Incluso momentos antes de la salida mirar a Daniel, que estaba a mi lado, y coincidir que estaba mas nervioso que otros años. No lo puedo explicar por mas que lo intente, pero es una sensación que no sentía desde hace muchos años, en situaciones bastante distintas y en contextos muy muy diferentes. 

Mucho se ha hablado durante todo el año de esa tarde, la del sábado. Asambleas extraordinarias, reuniones y toda una lluvia de ideas. Algunos nos han criticado, pero me quedo con la opinión general de todos, y ya no me refiero solo a los que estaban allí. Creo que el resultado es mas que visible, que era lo importante. No me quiero olvidar de una persona, de José Antonio Garrido Gonzalez, que casi no se deja un dedo allí dentro por ayudar a su Santo y a su pueblo. Chapó rubio!!!. ¿Que todo es mejorable?, por supuesto. Los hechos puntuales de la llegada a la iglesia no son culpa de nadie mas que de la organización, que no se yo si corresponde a la propia parroquia o a el ayuntamiento. Si ponemos todos de nuestra parte porque no ocurra una desgracia tenemos que ser todos los que colaboremos, no solo a los que se le apunta con el dedo año tras año.

El lunes, justo cuando el Santo salia de la iglesia volví a vivir otros de esos momentos que se te agarran dentro. Es complicado contenerse cuando ves a una niña en un balcón llamar llorando a su padre porque este iba delante del Santo y quería bajar con el. Pero mas emocionante es ver a esa niña secándose las lagrimas en los hombros de su padre y a la misma vez este soltándolas cuando le decía los vivas al Santo con su niña encima. Esos mismos hombros reventados de estar debajo del paso, que dolían solo con el roce del chaleco, pero que desaparecía el dolor porque era su niña de su alma la que estaba en esos mismos hombros doloridos. El sabe de quien hablo.

No lo vi recogerse, como desde hace años. Prefiero dejarlo en la puerta del Lolo antes que verlo entrar en su ermita hasta el año que viene. En la puerta del tanatorio, solo, con mucho frío, escuchaba como la banda tocaba esas últimas "coplas al Santo" y ese himno de recogida. Se me pasaron por la cabeza todos los instantes vividos este año e intentaba buscar palabras para poder explicarlos hoy. No sé si lo habré conseguido. En ese momento que escuchaba el himno cerré los ojos y vi de nuevo tu cara para preguntarme: ¿Como explico yo esto?...no lo sé, explícamelo tu Antonio Abad.






2 comentarios:

cati cuadri dijo...

cati cuadri.Mas unidos que nunca.Un abrazo a mi puebloy otro para ti que varmen no se enfada.

MARIN dijo...

Claro que si Cati, mas unidos que nunca. No podiamos fallar y no hemos fallado. Y no me refiero solo al sábado. Esos ratos por la noche con el Santo no están pagados con dinero. Lo único que le pido a San Antonio Abad es que nos de salud a todos para volver a repetirlos el año que viene.

Un abrazo Cati con todo el cariño y el respeto que sabes que te tengo.

VIVA SAN ANTONIO ABAD!!!!!