Fiesta, tradición, culto... por encima de todo eso: SENTIMIENTO.
Referencia de todo Triguereño/ña

miércoles, 29 de enero de 2014

REFLEXIONES 2014

Día 2 del año 2014. Comienza el tiempo de reflexión, de analizar lo que ha dado de si para un servidor personalmente el Santo que acaba de pasar. Y gracias a Dios un año mas, en lineas muy generales, las fiestas de San Antonio Abad han sido muy muy especiales. El objetivo de estar todas las horas posibles junto a mi patrón se ha vuelto a conseguir, he vuelto a vivir muchas emociones y muchos momentos de mis vecinos cuando el Santo ha llegado a su puerta, acompañado en esos momentos por gente que vive esto como yo. Agradecer especialmente a Ezequiel y a mi compadre Alberto que me aguantasen otra vez tantas y tantas horas.

Pero es que, a pesar de quedarme con ese sentimiento en líneas generales, uno tampoco puede cerrar los ojos y apartar la conciencia cuando empieza a desgranar tres días de fiesta. Algunas cosas de lo ocurrido el Sábado del Santo (algunas y no todo), no hacen mas que dejar una mancha muy desagradable en la retina de mucha gente, tanto del pueblo como de fuera.
Me decía alguien una vez, que las criticas constructivas a veces eran mas necesarias que los consejos. Yo creo que son ambos igual de importantes. No todo lo que se diga, sino de la manera y la intención con la que se diga, tiene que utilizarse como arma para apuntar con el dedo a muchos de los que con tanta y tanta fe y devoción acuden para trasladar al Santo desde la capilla a la iglesia en nuestro primer día de fiesta.

Este que escribe y firma con nombre y apellidos, no habla desde el desconocimiento de lo que es estar una mañana entera agarrado a esas rejas. La emoción de estar todo un año esperando y las ansias de no quererte quedar fuera después de tanto esfuerzo, a veces juegan malas pasadas si no se sabe canalizar todo eso. Hace unos años vimos como el arco de plata del paso salia por un lado y a punto estaba de dañar la imagen de San Antonio Abad. Si esto hubiese ocurrido, a lo mejor ese año nos hubiésemos quedado sin fiesta. Broncas las ha visto siempre, pero nunca se ha visto lo de este año. Y sin la ayuda de la Policía Local, con métodos que a unos les puede parecer bien o mal (eso lo dejo a elección de cada uno), aquello hubiese sido, sinceramente, un auténtico caos. Hablo también por boca de muchos de los que estaban dentro de la ermita para ayudar y se vieron impotentes al ver como todo aquello se abandonaba a su suerte allí dentro.
Pero el hecho de quedarnos un año sin fiestas porque la imagen de San Antonio Abad se dañe, o una simple bronca por cuatro energúmenos que solo van a dar la nota no es nada comparable a lo que puede ser que ocurra algún daño con alguna auténtica desgracia personal. Y ahí es donde quiero llegar. Señores, por parte de quien corresponda, HAY QUE INTENTAR PONER REMEDIO. En primer lugar, como me decía la amiga Cati, empezando por nosotros mismos, POR TODOS. Saber que cuando se llegue al paso y no haya sitio, ya no se puede intentar, y lo mejor que hacemos es apartarnos y facilitar el trabajo a los que si han tenido la suerte de engancharse. Y también por parte del ayuntamiento, escuchando posibles ideas e intentando ponerlas en marcha. Ni voy a ser yo quien las de aquí ni intento salvar al mundo, pero entre todos podemos. De lo contrario, algún día nos tendremos que lamentar de algo mas grave, porque señores, allí dentro se pasa miedo, y de esto no va el asunto. Y me gustaría que esto se tomara como una critica constructiva y no como la panacea de las fiestas de nuestro pueblo donde la mía, es una opinión entre ocho mil.

Pero como el domingo también brilló el sol, también brilló la fiesta. Una tercia espectacular para mi, como casi siempre. Y una procesión por el pueblo simplemente inmejorable. Dar la enhorabuena a todo mi pueblo por la compañía que tuvo siempre el Santo en todo momento tanto el Domingo, como la noche, como el lunes. Las tiradas, que este año aumentaron gracias a Dios, dieron de nuevo esplendor a nuestra fiesta. Los fuegos artificiales, que aunque estén para tirarlos y nos lo saltemos a la torera o se olviden meterles fuego, los que se encendieron brillaron como nunca. El horario, a pesar del evidente retraso, yo particularmente lo prefiero antes que el del año pasado. Con el tiempo necesario en cada casa, sin prisas. Una escapailla como hacia tiempo que no la veía, limpia y larga. Y de la recogida no os puedo hablar porque no la veo nunca porque se me parte el alma cuando lo veo recoger y pienso que me queda otro año mas de espera, pero por lo que me dicen también fue simplemente espectacular.

En fin, que después de pasar treinta horas junto a el en la calle, después de vivir tantas y tantas situaciones y emociones, después de no poder casi ni moverme, de no sentir la espalda y todo este rollo que seguro a nadie le interesa, solo me queda agradecer a Dios por darme salud y a mi pueblo por dejarme disfrutar una vez mas de este sentimiento único. El contador hacía atrás está puesto en marcha de nuevo.

¡¡ VIVA SAN ANTONIO ABAD !! ¡¡ VIVA EL PATRÓN DE TRIGUEROS !! Y QUE ¡¡ VIVA TRIGUEROS !!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de Acuerdo con lo que dices Marin....Sabemos que podemos hacerlo de otra forma, que podemos cambiar las formas y estoy convencido que lo vamos a hacer.

MARIN dijo...

Claro que podemos Anónimo/ma. No escribiria todo esto si no estuviese seguro de mi pueblo y de mi gente. Lo único que hace falta es dejar a un lado nuestro ego y mirar solo por San Antonio Abad. Solo así nos irá todo mejor.

Me gustaría saber tu nombre, pero de todas maneras, un saludo.